Alfa Pilates Benimaclet

Blog

Beneficios de las clases de pilates

Beneficios de las clases de pilates:

La verdad es que son muchos los beneficios de las clases de pilates, y muy diversos.

Teniendo en cuenta que según quien eres, como te mueves, y en que trabajas, acudir a clases de pilates te puede aportar beneficios diferentes que a otra persona que tiene otras costumbres y necesidades.

Para los dolores de espalda:

¡Eso es, hoy en día, evidente!

Unas clases de pilates regulares y correctamente dadas, alivian y mucho, los dolores de espalda en general.

El pilates mejora la alineación de la columna vertebral, refuerza la musculatura profunda del abdomen y de la columna vertebral, equilibrando el binomio fuerza/flexibilidad.

 

Para los deportistas:

Da igual que seas deportista de alto rendimiento, o deportista de “ocio”, el pilates te ayudará a re-equilibrar el cuerpo. Mejorará tu agilidad, tu fuerza, y sobre todo te dará una mejor propiocepción que te permitirá mejorar tu eficiencia en muchas actividades físicas, desde andar, hasta boxear…

Para los trabajadores:

Casi todo el mundo adquirimos malas posturas y/o malos hábitos.

Trabajamos siempre en la misma posición, o repitiendo demasiado los mismos gestos, creando dolores e inclusive lesiones.

Las clases de pilates ayudan a mejorar la postura y tomar conciencia de los malos hábitos.

Uno de los resultados es la mejoría de los dolores y un mejor descanso, ayudando inclusive a minimizar el estrés.

 

Para las personas “inactivas”:

¿Eres de los que cada vez que te apuntas a alguna actividad deportiva, abandonas enseguida porque no te gusta?

Lo primero es que mucha gente no llega a considerar el pilates como un deporte (aunque sí que es una actividad física). Eso hace que mucha gente lo pueda enfocar como una actividad más de salud, como podría ser ir al fisioterapeuta,… “cuidarse sin matarse”.

Por supuesto no es del todo real, ya que el pilates si que es una actividad física y sí que es exigente.

Puede que pilates tampoco te llegue a encantar, pero por lo menos no se suda “tanto”..

¡Eso sí, tienes que buscar un centro especializado en tu zona!

Por suerte hoy en día hay muchos, y seguro que cerca de tu casa y/o de tu trabajo, hay algún centro esperándote.

Para la gente mayor:

Aclaremos aquí que el término “gente mayor” no es justo, porque hay personas de la misma edad que pueden tener condiciones físicas y de salud muy diferentes.

Los beneficios de las clases de pilates son sobre todo:

  • mejorar el equilibrio,
  • mantener o mejorar la flexibilidad articular,
  • fortalecer los músculos,
  • sentirse mejor,
  • relacionarse,
  • ¡son muchos más beneficios y todos muy buenos!

Para los adolescentes:

La ventaja con los adolescentes es que aún podemos permitirnos hablar de “educación postural”, en vez de “corrección postural”, y eso es algo que deberíamos de tener en cuenta.

Es pensar en el futuro enseñando a la gente joven a conocer su cuerpo y a cuidarlo, para que en un futuro se puedan limitar dolencias a las cuales casi nadie escapa.

Los adolescentes, estudian muchas horas, cargan mucho peso, practican deportes muchas veces repetitivos, y alguna vez “agresivos”, o no practican nada de deportes… en cualquiera de los casos les vendrá bien.

 

Para las mujeres embarazadas:

El periodo de embarazo es muy diferente para cada mujer.

A todas se nos modifica el centro de gravedad, y se nos incrementa el peso que tienen que aguantar nuestras articulaciones.

Todos los bebés después de nacer crecen y pesan más, haciendo que la carga en cuello, brazos y espalda sea mayor…

Para las mujeres embarazadas es esencial cuidarse y aliviar los posibles síntomas que van con la gestación.

También es muy importante preparar el cuerpo para que después de parir, se pueda recuperar mejor.